El mundo cambió, muchos conceptos han sido desarmados por la realidad, pero hay otros que se mantienen, por ejemplo, la confianza. Das crédito a quien te da confianza de que va a pagar.

Mauricio Morillo, autor del libro Emprende Ya invita a crear emprendimientos innovadores con esta premisa de un nuevo panorama.

Según el Innovation Power Method, su nuevo proyecto, innovar es ir más allá de lo que todos hacen; es estar en el plano de los mejores y pasar a aquello que nadie más hace.

La verdadera innovación es aplicar la creatividad y generar valor económico, social o ambiental.

El emprendedor tiene inteligencia emocional suficiente para no hacer caso de la frustración ni el miedo. Tiene una fortaleza espiritual robusta.

Entonces arranca con su proyecto y lo testea con los primeros clientes que están dispuestos a probar y validar su producto o servicio.

Inicia la gestación con un capital semilla inicial ya sea de ahorros o de su familia, amigos, o aquellos que aceptan el riesgo. “Pasa el sombrero” por primera vez, a sabiendas de que vendrán otras pasadas. Se recomienda ceder máximo un 30% de participación.

Generalmente arranca con un presupuesto, pero este debe ser bien armado y aterrizado pues en la realidad, casi siempre se duplica. Conviene tener un financiero cauto que nos asesore.

Un concepto que ha cambiado es el modelo de negocio. No basta con tenerlo en papel, hay que estructurarlo con detalle y validarlo. Puede ser un servicio, producto, canal de distribución, una marca, un negocio emocional o experiencial, etcétera.

Un producto mínimo viable validado puede valer millones.

En la etapa de ejecución, cuando ya hay un flujo de caja y el mercado nos aprobó y está comprando, es importante volver a levantar capital. Se puede buscar financiamiento en Bancos o Cooperativas de Ahorro y Crédito.

También se puede acudir a inversionistas como: Startups & Ventures, Senescyt, Fondo Emprende de MIPRO, Impaqto.net, el Municipio de Guayaquil, el Ministerio de Turismo, ConQuito y otros.

El espíritu emprendedor no descansa.