Situación del crédito en el mercado ecuatoriano tras el COVID-19

Por Aval Buro / 22 de septiembre de 2020

Durante el mes de agosto de 2020, Aval Buró presentó en sus webinars la situación crediticia en el mercado ecuatoriano en la coyuntura actual. El contexto crediticio durante los meses de confinamiento ha tenido un gran freno en comparación a su acostumbrado movimiento, principalmente, en dos aristas: colocaciones y pagos mensuales. Las colocaciones de crédito de las entidades financieras (Bancos y Cooperativas) alcanzaron el 13% de las colocaciones en meses anteriores de la pandemia, esta significativa reducción se debe a los diferimientos de pagos (Bancos y Cooperativas han diferido los pagos a sus clientes de manera temporal) y, por otro lado, a que las entidades han calibrado sus herramientas crediticias. Con respecto a los pagos mensuales, el diferimiento de pagos que se han realizado a tarjetas y operaciones crediticias de millones de ecuatorianos, han dado un alivio temporal a muchas personas cuyas actividades económicas se paralizaron; sin embargo, desde julio gran parte de esta población comenzó a reactivarse.


¿Qué hacer con cada perfil de clientes? ¿Qué esperar en los siguientes meses? ¿Cómo ajustar las herramientas? Son algunas de las inquietudes que fueron tratadas durante los webinars.


Con respecto a los modelos, debido al cambio de contexto en el mercado por la pandemia del COVID-19, las herramientas tradicionales de evaluación crediticia, como los scores de riesgo de créditos ya no son suficientes para evaluar los prospectos crediticios. Este indicador no tiene la capacidad de entender los cambios en el mercado. Estos cambios todavía están siendo aliviados por el diferimiento, y requieren de un seguimiento especial y oportuno. Por lo tanto, debido a la coyuntura es necesario contar con indicadores complementarios que permitan perfilar de mejor manera a los clientes para diferenciar entre los nuevos perfiles vulnerables y los seguros, y tomar decisiones para cada grupo.


Aval Buró ha desarrollado indicadores que permiten identificar a personas, tarjetas y operaciones que han sido beneficiadas de los diferimientos de pago y, de esta manera, poder tratarlos de manera diferenciada. Adicionalmente con la metodología de analítica progresiva, los cambios y ajustes a las herramientas crediticias se los realiza de una manera oportuna y sencilla.


Adicionalmente, Aval Buró presentó el primer estudio de mercado inteligente de operación de crédito que permite evaluar al mercado crediticio de una manera dinámica y específica. Gracias a las herramientas actuales, con tecnología de vanguardia en inteligencia de negocio, se puede analizar la situación de diferimiento de la población ecuatoriana desde varias perspectivas. En el siguiente gráfico se presenta la participación de saldos diferidos de operaciones de personas naturales en el Ecuador hasta el mes de julio.



A partir de este gráfico se puede ver que desde el mes de marzo hasta el mes de abril el número de beneficiarios creció en un 120%, del mes de abril al mes de mayo creció en un 10%; mientras que del mes de mayo al mes de junio decreció en un 31%. Finalmente, la recuperación de saldos tuvo un comportamiento normal en el mes de julio en este segmento, con un 47%. Por otro lado, otro indicador importante en monitorear es el de operaciones refinanciadas. Como muestra el gráfico, sólo en los últimos 3 meses estas operaciones se han duplicado.


 


Además de los nuevos indicadores de riesgo, que deben ser monitoreados e incorporados a los modelos de decisión y otras herramientas, también es importante entender los cambios en los hábitos del consumidor. En el caso de las tarjetas de crédito, el consumo por esta vía ha presentado una mejora. En abril el consumo fue alrededor del 46% con relación a lo que se consumía antes de la pandemia, mientras que en el mes de julio se tuvo una recuperación del consumo en tarjetas de crédito mayor al 80%. Sin embargo, esta cifra cambia si evaluamos los hábitos crediticios de los clientes con buen perfil de riesgo que no presentan diferidos frente a los que presentan diferidos:



La población que no presenta diferidos y tiene un buen perfil de crédito (línea naranja) ha disminuido de manera más agresiva sus consumos (-21%) demostrando que este grupo de perfiles más seguros busca disminuir su deuda en los siguientes meses. Esto agrega un reto adicional al proceso de colocación de crédito que tienen las entidades financieras.


En conclusión, el mercado ha cambiado y esto requiere de indicadores más complejos que el score crediticio para mejorar el entendimiento del mercado. En este contexto es imperativo la inclusión de variables como operaciones refinanciadas, cambios en los consumos de tarjetas de crédito y cambios que se dan con respecto a los clientes que ya han podido pagar sus créditos frente a aquellos que siguen difiriendo sus pagos. Para más información o inquietudes, escríbenos a info@avalburo.com

Aval Buro

Somos el nuevo buró de crédito del Ecuador. Soluciones flexibles decisiones en alta velocidad.